ISSN 2519-0652 CASUS.2020;5(1);8-17

Aporte del funcionamiento familiar en las conductas antisociales en estudiantes de secundaria

Contribution of family functioning in antisocial behaviors in high school students

Matienzo-Manrique, Marie 1

Resumen

Objetivo: determinar la relación entre funcionamiento familiar y conductas antisociales en estudiantes de una institución educativa de Lima Norte. Materiales y métodos: la población estuvo conformada por 198 estudiantes de ambos sexos, cuyas edades oscilaron entre 14 y 18 años. El alcance de estudio fue correlacional con un diseño de corte transversal. En el análisis estadístico se utilizó el Stata 13. En el análisis descriptivo se calcularon frecuencias y porcentajes y, a nivel inferencial, se empleó Chi-Cuadrado. Para evaluar el funcionamiento familiar se usó la Escala de Cohesión y Adaptabilidad Familiar (FACES III) y para las conductas antisociales se utilizó el Cuestionario de Conductas A-D. Resultados: se evidenció un mayor puntaje de funcionamiento familiar balanceado (52.53%) y de estudiantes provenientes de una familia nuclear (68.18%). Por otra parte, no se halló relación significativa entre el funcionamiento familiar y las conductas antisociales (p=1.00). Sin embargo, se encontró relación entre la situación laboral del padre y el funcionamiento familiar (p=0.01), asimismo las conductas antisociales y el número de hermanos mostraron una relación significativa (p=0.01). Conclusión: el funcionamiento familiar y las conductas antisociales no están relacionados, puesto que la etiología de la conducta antisocial no presenta una sola fuente de origen, sino que implica múltiples factores que intervienen en su desarrollo. Asimismo, el funcionamiento familiar adecuado es contingente a factores como la situación laboral del padre, mientras que, la formación de conductas antisociales lo es a la cantidad de hermanos debido a un menor grado de supervisión parental.
Palabras clave: Relaciones familiares; Conducta Peligrosa; Adolescente; Composición Familiar (Fuente: DeCS).


 

Abstract

Objective: to determine the relationship between family functioning and antisocial behaviors in students of an educational institution of Lima Norte. Materials and methods: the population consisted of 198 students of both sexes; whose ages ranged from 14 to 18 years. The scope of the study was correlational with a cross-sectional design. In the statistical analysis, Stata 13 was used. In the descriptive analysis, frequencies and percentages were used and at the inferential level, the Chi-Square was used. The Family Cohesion and Adaptability Scale (FACES III) was used to assess family functioning and the A-D Behavior Questionnaire was used for antisocial behaviors. Results: a higher score of balanced family functioning (52.53%) and of students from a nuclear family (68.18%) was evidenced. On the other hand, no significant relationship was found between family functioning and antisocial behaviors (p=1.00). However, a relationship was found between the father's work situation and family functioning (p=0.01), also antisocial behaviors and the number of siblings showed a significant relationship (p=0.01). Conclusion: family functioning and antisocial behaviors are not related, since the etiology of antisocial behavior does not present a single source of origin but involves multiple factors that intervene in its development. Likewise, adequate family functioning is contingent on factors such as the father's employment situation, while the formation of antisocial behaviors towards the number of siblings due to a lower degree of parental supervision.
Keys words: Family relationships; Dangerous Behavior; Adolescent; Family Composition (Source: DeCS).


Para citar:

Matienzo M. Aporte del funcionamiento familiar en las conductas antisociales en estudiantes de secundaria. CASUS. 2020;5(1);8-17.
DOI: 10.35626/casus.1.2020.233

1Hospital Nacional Cayetano Heredia.
Correo electrónico: matienzomarie1@gmail.com

Fecha de recepción: 12-12-19
Fecha de envío a pares: 15-12-19
Fecha de aprobación por pares: 21-03-20
Fecha de aceptación: 22-03-20

 
Disponible en:
casus.ucss.edu.pe
8
Matienzo M. Aporte del funcionamiento familiar en las conductas antisociales en estudiantes
Artículos originales
 

INTRODUCCIÓN

La familia es considerada como el centro de la sociedad en donde se enseña y forma a sus integrantes para su posterior incorporación a la misma (1). Si el ambiente familiar es inconsistente puede derivar la presencia de conductas inadecuadas en la sociedad (2). En estos contextos, los adolescentes presentan desventajas a nivel emocional y cuidados negligentes a lo largo de su desarrollo; debido a ello, se involucran en actividades marginales y de alto riesgo psicosocial (3).

En el Perú, las conductas antisociales se presentan generalmente a través del consumo de sustancias y actos violentos. Por ejemplo, esto se refleja en la temprana edad de inicio en el consumo de sustancias (4), de los cuales el 35.6% de adolescentes consume bebidas alcohólicas y un 13.5% consume tabaco (4).

Este inicio temprano de consumo de sustancias podría estar asociado a conductas de riesgo y delictivas (5). Asimismo, estos adolescentes se encuentran en una etapa de transición que implica múltiples cambios físicos, cognoscitivos y psicosociales (6). De manera que, durante esta etapa el individuo es más vulnerable emocional y psicológicamente. Si a lo anterior se le añaden problemas en el funcionamiento familiar como la falta de vínculos positivos con los padres, la falta de confianza y los patrones de comunicación rígidos e inconsistentes, puede traer como consecuencia la aparición de conductas inadecuadas en el menor frente a la sociedad, haciendo que se genere un rechazo hacia ellos (2).

Es decir, la familia representa el principal ambiente de desarrollo y funcionamiento. El funcionamiento familiar es la capacidad de afrontar las situaciones difíciles, impulsando a la vez la expresión de afectos y la formación de sus integrantes. Así mismo, estas interacciones familiares deben estar basadas en el respeto de la autonomía y el espacio personal (7). Por lo tanto, si el funcionamiento familiar es favorable permitirá satisfacer las necesidades de todos los miembros, respetando su organización, el desarrollo de las actividades cotidianas compartidas manteniendo un ambiente de seguridad y protección (8).

Por el contrario, una familia disfuncional con la ausencia emocional de los padres constituye un factor de riesgo para el adolescente que puede llegar a desarrollar conductas antisociales (5). Por ello, los roles que desempeñan los padres actúan como factores preventivos de la violencia y el delito dentro de una sociedad (5).

Por otro lado, las conductas antisociales están definidas por los actos que pueden quebrantar las reglas sociales y los derechos de los demás pero que no llegan a significar un delito. Es así, que alguna conducta que se observe como antisocial dependerá de los juicios sobre la gravedad de los actos y de su violación a las normas con relación a diferentes factores como la edad, sexo, clase social, entre otros (9).

En el Perú, el bajo nivel de funcionalidad familiar se evidencia en una inestabilidad personal en los adolescentes que muchas veces son consecuencia de carencias socioemocionales, así como la manifestación de conductas antisociales y delictivas observadas en su contexto sociocultural (10). Asimismo, el 28.83% de la población total infractora tiene 17 años, seguido del 23.78% con 18 años y el 16.65% con 16 años (11). Más aún, muchos de estos jóvenes que hoy se encuentran en los centros juveniles no han concluido sus estudios o provienen de familias desestructuradas (12).

Con relación a lo anterior, si el adolescente presenta un adecuado funcionamiento familiar en el cual los miembros de su familia se apoyen mutuamente (cohesión), sean más flexibles en cuanto a normas y reglas y practiquen una adecuada comunicación familiar, se evidenciaría en ellos un menor riesgo de desarrollar problemas emocionales que puedan, a la par, desencadenar conductas antisociales delictivas (13). En evidencia de toda la información encontrada, se suma que no existen suficientes programas que presten servicio a jóvenes vulnerables para reinsertarse a la sociedad de manera adecuada. Por ello, se incentiva a través de esta investigación que

 
Disponible en:
casus.ucss.edu.pe
9
Matienzo M. Aporte del funcionamiento familiar en las conductas antisociales en estudiantes
Artículos originales
 

se realice estudios a fin de conocer las características de esta relación. Debido a ello, el objetivo fue determinar la asociación entre funcionamiento familiar y conductas antisociales en estudiantes de secundaria.

MATERIALES Y MÉTODOS

Estudio de alcance correlacional, de corte transversal. La muestra estuvo conformada por 198 estudiantes de 4to y 5to de secundaria de un colegio de Lima Norte, seleccionados a través de un muestreo no probabilístico, por conveniencia. Las variables principales fueron: funcionamiento familiar y conductas antisociales.

Se define al funcionamiento familiar como un conjunto de cualidades que caracterizan a la familia como un núcleo, además de explicar las maneras en las que este sistema funciona y se comporta (14). Si el funcionamiento familiar es favorable permitirá satisfacer las necesidades de los miembros (8), por el contrario, si la familia es disfuncional presentará una ruptura en la dinámica de relaciones y sistemas entre los miembros (15). Esta variable fue medida a través de la Escala de Cohesión Familiar (FACES III) de David Olson, Joyce Portner y Yoav L. (16). Es de naturaleza cualitativa politómica nominal y está categorizada en balanceada, media y extrema, las cuales son resultado de la combinación entre los puntajes altos y/o bajos de sus dimensiones (cohesión y adaptabilidad).

Las conductas antisociales hacen referencia a un conjunto de conductas que transgreden las reglas o normas sociales, independientemente de su gravedad o de las consecuencias que a nivel legal puedan tener (17). Esta variable fue medida a través del cuestionario de conductas antisociales delictivas (A-D) de Nicolás Seisdedos (18), en este caso sólo se aplicó la sección sobre las conductas antisociales, puesto que la edad y el contexto de los escolares podría haber limitado la sinceridad en sus respuestas debido a la deseabilidad social, como se ha reportado en la investigación de Ponce (18). Es de naturaleza cualitativa politómica ordinal y está categorizada en: muy significativo (85–99), significativo (57–84), poco significativo (29–56), no significativo (01–28).

Las variables sociodemográficas fueron recolectadas a través de una ficha de datos sociodemográficos que consideró lo siguiente: grado de instrucción, cualitativa dicotómica ordinal (4° secundaria y 5° secundaria); sexo, cualitativa dicotómica nominal (masculino, femenino); edad, cuantitativa discreta; estado civil de los padres, cualitativa politómica nominal (casados, convivientes, separados y divorciados);situación laboral del padre y de la madre, cualitativa dicotómica nominal (trabaja o no

Tabla 1. Descripción de las variables sociodemográficas y principales
 
 
n
%
 
Sexo
 Masculino
49
25.75
 Femenino
149
75.25
Edad (m ± DS)
15.60 ± 0.69
Grado
 Quinto
119
60.10
 Cuarto
79
39.90
Estado civil de los padres
 Casados
144
72.73
 Convivientes
11
5.56
 Separados
36
18.18
 Divorciados
7
3.54
Personas con las que vive
 Padres y hermanos
130
65.66
 Solo padre c/s hermanos
2
1.01
 Solo madre c/s hermanos
27
13.64
 Abuelos
1
0.51
 Otros
38
19.19
Situación laboral de la madre
 Trabaja
53
26.77
 No trabaja
145
73.23
Situación laboral del padre
 Trabaja
182
91.92
 No trabaja
16
8.08
Consumo frecuente de alcohol por familiar con el que convive
 
18
9.14
 No
179
90.86
Tipo de familia
 Nuclear
135
68.18
 Extensa
32
16.16
 Monoparental
30
15.15
 Compuesta o agregada
1
0.51
N° de hermanos
 0
19
9.60
 1-2
137
69.19
 3 a +
42
21.21

 
Disponible en:
casus.ucss.edu.pe
10
Matienzo M. Aporte del funcionamiento familiar en las conductas antisociales en estudiantes
Artículos originales
 

trabaja); tipo de familia, cualitativa politómica nominal (nuclear, extensa, monoparental y compuesta o agregada); número de hermanos, cualitativa politómica ordinal (ninguno, 1-2, 3 a más); consumo de alcohol, cualitativa dicotómica nominal (sí o no).

Tabla 1. Continúa
 
 
n
%
 
Cohesión
 Dispersa
26
13.13
 Separada
77
38.89
 Conectada
65
32.83
 Aglutinada
30
15.15
Adaptabilidad
 Rígida
46
23.23
 Estructurada
88
44.44
 Flexible
48
24.24
 Caótica
16
8.08
Funcionamiento familiar
 Balanceada
104
52.53
 Media
70
35.35
 Extrema
24
12.12
Conductas antisociales
 Muy significativa
32
16.16
 Significativa
65
32.83
 Poco significativa
54
27.27
 No significativa
47
23.74

Para el análisis estadístico se utilizó el programa Stata 13. En el análisis descriptivo se utilizaron frecuencias y porcentajes para las variables cualitativas, así como media y desviación estándar para las variables cuantitativas. A nivel inferencial, para hallar la relación entre las variables categóricas se empleó el Chi-Cuadrado y la prueba ANOVA, con un nivel de significancia menor e igual a 0.05. Esta investigación fue aprobada por el Comité de Ética de la Universidad Católica Sedes Sapientiae y la información de los participantes fue protegida de acuerdo con los principios éticos en investigación con seres humanos.

RESULTADOS

De los 198 estudiantes evaluados, el 75.25% fueron mujeres y el 60.10% cursaba el quinto grado de secundaria. El 72.73% tenía padres casados y el 65.66% vivía con ambos padres y hermanos. Además, el 73.23% de los evaluados refirió que su madre no trabaja y el 91.92%, que el padre cuenta con trabajo. El 90.86% contestó que ninguno de los familiares con los que vive consume alcohol frecuentemente. Del total de los participantes, un 69.19% tenía de uno a dos hermanos. Por otra parte, evidenciaron un funcionamiento familiar balanceado (52.53%), con una cohesión separada (38.89%), adaptabilidad estructurada (44.44%) y conductas antisociales significativas (32.83%) (ver tabla 1).

No se encontró relación entre funcionamiento familiar y conductas antisociales (p=1.00). Sin embargo, se evidenció relación entre la situación laboral del padre y el funcionamiento familiar (p=0.01). Es decir, que el 49.45% de los estudiantes que tienen padres con trabajo reportaron tener una familia balanceada (ver tabla 2).

Por otro lado, se encontró también relación significativa entre las conductas antisociales y el número de hermanos (p=0.01), de los cuales el 38.10% de estudiantes que tienen de tres a más hermanos reportaron conductas antisociales significativas. El resto de los resultados no mostró significancia (ver tabla 3).

DISCUSIÓN

Los resultados mostraron ausencia de relación significativa entre el funcionamiento familiar y las conductas antisociales. Sin embargo, sí se encontró asociación entre el funcionamiento familiar y la situación laboral del padre. Por otro lado, las conductas antisociales también se asociaron al número de hermanos de los evaluados. Asimismo, dentro de los resultados descriptivos se encontró un mayor porcentaje de estudiantes con familias balanceadas.

No se encontró relación entre el funcionamiento familiar y las conductas antisociales. Los resultados hallados en otro estudio se asemejan a este hallazgo, señalando que el ambiente familiar no es el único factor que, vinculado a las conductas antisociales, ya que se pueden presentar otros factores multicausales (10). Puesto que, las conductas antisociales también se asocian a factores culturales como la falta de normas y valores que en la actualidad generalmente se

 
Disponible en:
casus.ucss.edu.pe
11
Matienzo M. Aporte del funcionamiento familiar en las conductas antisociales en estudiantes
Artículos originales
 

transmiten a través de la televisión o el internet (19). Otro posible factor es el educativo, como la falta de promoción de valores socio-morales o la prevención de la violencia.

Tabla 2. Asociación de las variables principales y sociodemográficas
 
 
Balanceada
n (%)
Media
n (%)
Extrema
n (%)
p
 
Conductas antisociales
1.00
 No significativo
24 (51.06)
17 (36.17)
6 (12.77)
 
 Poco significativo
27 (50.00)
21 (38.89)
6 (11.11)
 
 Significativo
35 (53.85)
22 (33.85)
8 (12.31)
 
 Muy significativo
18 (56.25)
10 (31.25)
4 (12.50)
 
Sexo
0.90
 Masculino
27 (55.10)
16 (32.65)
6 (12.24)
 
 Femenino
77 (51.68)
54 (36.24)
18 (12.08)
 
Edad (m ± DS)
15.58 ± 0.72
15.59 ± 0.69
15.75 ± 0.53
0.53
Grado
0.21
 Quinto
58 (48.74)
43 (36.13)
18 (15.13)
 
 Cuarto
46 (58.23)
27 (34.18)
6 (7.59)
 
Estado civil de los padres
0.76
 Casados
78 (54.17)
48 (33.33)
18 (12.50)
 
 Convivientes
4 (36.36)
5 (45.45)
2 (18.18)
 
 Separados
19 (52.78)
13 (36.11)
4 (11.11)
 
 Divorciados
3 (42.86)
4 (57.14)
0 (0.00)
 
Personas con las que vive
0.11
 Padres y hermanos
68 (52.53)
42 (32.31)
20 (15.38)
 
 Solo padre c/s hermanos
1 (50.00)
1 (50.00)
0 (0.00)
 
 Solo madre c/s hermanos
14 (51.85)
12 (44.44)
1 (3.70)
 
 Abuelos
0 (0.00)
0 (0.00)
1 (100.00)
 
 Otros
21 (55.26)
15 (39.47)
2 (5.26)
 
Situación laboral de la madre
0.76
 Trabaja
76 (52.41)
50 (34.48)
19 (13.10)
 
 No trabaja
28 (52.83)
20 (37.74)
5 (9.43)
 
Situación laboral del padre
0.01
 Trabaja
90 (49.45)
69 (37.91)
23 (12.64)
 
 No trabaja
14 (87.50)
1 (6.25)
1 (6.25)
 
Consumo frecuente de alcohol por familiar con el que convive
0.25
 
11 (61.11)
7 (38.89)
0 (0.00)
 
 No
93 (51.67)
63 (35.00)
24 (13.33)
 
Tipo de familia
0.6
 Nuclear
71 (52.59)
44 (32.59)
20 (14.81)
 
 Extensa
16 (50.00)
13 (40.63)
3 (9.38)
 
 Monoparental
16 (53.33)
13 (43.33)
1 (3.33)
 
 Compuesta o agregada
1 (100.00)
0 (0.00)
0 (0.00)
 
N° de hermanos
0.60
 0
9 (47.37)
8 (42.11)
2 (10.53)
 
 1-2
74 (54.01)
49 (35.77)
14 (10.22)
 
 3 a +
21 (50.00)
13 (30.95)
8 (19.05)
 

Asimismo, los factores personales contribuyen en la formación de conductas desadaptativas a partir de las características de personalidad, como la falta de asertividad, baja tolerancia a la frustración, falta de empatía, impulsividad, etc. (19). Por su parte, Frías-Armenta, López-Escobar y Díaz Méndez (20) refieren que, de todos los ambientes de

 
Disponible en:
casus.ucss.edu.pe
12
Matienzo M. Aporte del funcionamiento familiar en las conductas antisociales en estudiantes
Artículos originales
 
Tabla 3. Asociación entre las conductas antisociales y las variables sociodemográficas
 
 
Conductas antisociales
No significativo
n (%)
Poco significativo
n (%)
Significativo
n (%)
Muy significativo
n (%)
p
 
Sexo
0.69
Masculino
14 (28.57)
11 (22.45)
15 (30.61)
9 (18.37)
 
Femenino
33 (22.15)
43 (28.86)
50 (33.56)
23 (15.44)
 
Edad (m ± DS)
15.62 ± 0.68
15.39 ± 0.66
15.69 ± 0.58
15.75 ± 0.88
0.05
Grado
0.67
Quinto
28 (23.53)
29 (24.37)
42 (35.29)
20 (16.81)
 
Cuarto
19 (24.05)
25 (31.65)
23 (29.11)
12 (15.19)
 
Estado civil de los padres
0.98
Casados
33 (22.92)
41 (28.47)
49 (34.03)
21 (14.58)
 
Convivientes
4 (36.36)
2 (18.18)
3 (27.27)
2 (18.18)
 
Separados
8 (22.22)
9 (25.00)
11 (30.56)
8 (22.22)
 
Divorciados
2 (28.57)
2 (28.57)
2 (28.57)
1 (14.29)
 
Personas con las que vive
0.84
Padres y hermanos
30 (23.08)
34 (26.15)
46 (35.38)
20 (15.38)
 
Solo padre c/s hermanos
0 (0.00)
0 (0.00)
1 (50.00)
1 (50.00)
 
Solo madre c/s hermanos
6 (22.22)
8 (29.63)
8 (29.63)
5 (18.52)
 
Abuelos
1 (100.00)
0 (0.00)
0 (0.00)
0 (0.00)
 
Otros
10 (26.32)
12 (31.58)
10 (26.32)
6 (15.79)
 
Situación laboral de la madre
0.76
Trabaja
35 (24.14)
42 (28.97)
45 (31.03)
23 (15.86)
 
No trabaja
12 (22.64)
12 (22.64)
20 (37.74)
9 (16.98)
 
Situación laboral del padre
0.77
Trabaja
42 (23.08)
51 (28.02)
59 (32.42)
32 (16.48)
 
No trabaja
5 (31.25)
3 (18.75)
6 (37.50)
2 (12.50)
 
Consumo frecuente de alcohol por familiar con el que convive
0.52
3 (16.67)
5 (27.78)
5 (27.78)
5 (27.78)
 
No
44 (24.44)
49 (27.22)
60 (33.33)
27 (15.00)
 
Tipo de familia
0.89
Nuclear
31 (22.96)
36 (26.67)
47 (34.81)
21 (15.56)
 
Extensa
10 (31.25)
9 (28.13)
8 (25.00)
5 (15.63)
 
Monoparental
6 (20.00)
9 (30.00)
9 (30.00)
6 (20.00)
 
Compuesta o agregada
0 (0.00)
0 (0.00)
1 (100.00)
0 (0.00)
 
N° de hermanos
0.01
0
5 (26.32)
3 (15.79)
6 (31.58)
5 (26.32)
 
1-2
36 (26.28)
44 (32.12)
43 (31.39)
14 (10.22)
 
3 a más
6 (14.29)
7 (16.67)
16 (38.10)
13 (30.95)
 

desarrollo, el más cercano en la formación de una persona es la escuela, a través de la interacción con sus pares y personas externas a la familia en la que pueden encontrar modelos de conductas inadecuadas o estímulos que propicien la aparición de actos violentos. Los estudiantes cuyo progenitor se encontraba trabajando al momento de la recolección de información reportaron un funcionamiento familiar balanceado. Esto se explicaría mediante la teoría del límite

 
Disponible en:
casus.ucss.edu.pe
13
Matienzo M. Aporte del funcionamiento familiar en las conductas antisociales en estudiantes
Artículos originales
 

trabajo/familia de Clark (21) mencionando cómo la familia y el trabajo se respaldan recíprocamente. Es decir, que un buen equilibrio en la satisfacción laboral de un individuo genera una buena calidad y funcionamiento familiar a través de la satisfacción de las necesidades básicas personales y familiares. Asimismo, en otro estudio realizado por Clark y Farmer (21), afirman que siempre que se encuentre satisfacción y logro en el aspecto laboral, las relaciones y el ambiente familiar serán influidos positivamente. De igual manera, el estado de ánimo juega un papel importante, ya que el padre de familia que está satisfecho con su labor transfiere su estado emocional al hogar beneficiando el fortalecimiento de la dinámica familiar (22).

Por otro lado, los resultados encontrados en relación con la estructura familiar muestran que la cantidad de hermanos que tiene el estudiante se asoció con la aparición de las conductas antisociales. Esto se asemeja a los resultados de otro estudio, en el cual se encontró que una de las variables relevantes para explicar la conducta antisocial era el número de hermanos (23). Igualmente, Martínez (24) refiere que un mayor número de hijos conlleva un menor grado de supervisión, lo cual podría incidir sobre la aparición de conductas problemáticas. Puesto que, este grado de supervisión parental disminuye con cada hijo e implica una saturación de las tareas domésticas y en consecuencia un acrecentamiento de los niveles de frustración, irritabilidad y conflicto en familia (25). Asimismo, en una familia numerosa se aumenta la posibilidad y riesgo de la delincuencia. Por ejemplo, si uno de los hermanos mayores presenta conductas desadaptadas el riesgo crecerá potencialmente (9).

Con respecto a los resultados descriptivos se halló que la mayoría de los estudiantes tiene una familia funcional balanceada. Al respecto, según el modelo Circumplejo, el autor Olson (26) refiere que la funcionalidad familiar se establece según la relación entre la cohesión y la adaptabilidad que puede o no haber en la familia, además de las situaciones que atraviesa y la etapa del ciclo vital en el que se encuentran. Asimismo, una familia balanceada se caracteriza por la predominancia de un clima emocional positivo, adecuada comunicación, integración familiar y el desarrollo de recursos que permiten enfrentar los conflictos (27). En este sentido, la mayoría de los participantes del presente estudio provenía de una familia nuclear, es decir que cuentan con una familia constituida con ambas figuras paternas en su sistema familiar de apoyo y por lo tanto sus relaciones familiares pueden calificar como favorables. Puesto que, la percepción de la dinámica familiar es significativamente mejor en los aspectos relativos a la autoridad, la comunicación y el compromiso en aquellos que provienen de familias nucleares en comparación con los de familias monoparentales (28). De igual manera los resultados resaltaron una adecuada adaptabilidad estructurada, la cual contribuye para alcanzar una familia funcional, ya que permite un nivel de flexibilidad y habilidad de adaptarse a cambios (29).

Entre las limitaciones del estudio se debe considerar que las respuestas obtenidas pueden haber sido influenciadas por la deseabilidad social, sin embargo, se controló al hacer énfasis en el anonimato y confidencialidad de los datos. Por otro lado, como aspecto positivo de la investigación se señala que es uno de los pocos realizados en el contexto nacional que considera la asociación entre las variables reportadas. Además de aportar nueva información de variables sociodemográficas que pudieran enriquecer investigaciones futuras.

CONCLUSIONES

El funcionamiento familiar y las conductas antisociales no están relacionados, puesto que la etiología de la conducta antisocial implica múltiples factores que intervienen en su aparición con una variedad de agentes desde genéticos hasta familiares, siendo este último el primer lugar donde se aprenden capacidades para vivir en sociedad como valores, habilidades sociales. Sin embargo, son complementados de forma favorable o no mediante la observación e imitación de sus pares en la escuela.

 
Disponible en:
casus.ucss.edu.pe
14
Matienzo M. Aporte del funcionamiento familiar en las conductas antisociales en estudiantes
Artículos originales
 

De igual manera se observa que tener padres que trabajan se aproxima con un funcionamiento familiar balanceado, ya que el estado emocional de un padre satisfecho laboralmente se trasladará al hogar reflejándose en la calidad y el clima familiar. Asimismo, predomina en los estudiantes el funcionamiento familiar balanceado, debido a que la mayoría de ellos proviene de familias nucleares que perciben de la dinámica familiar aspectos de comunicación y autoridad adecuados. Por otro lado, la cantidad de hermanos se asocia con la presencia de conductas antisociales: un mayor número de hijos puede significar un menor grado de supervisión parental.

Por ello, siendo el adolescente vulnerable durante su desarrollo social y afectivo, los padres deben involucrarse en el adecuado cuidado y manejo de las diferentes áreas de desarrollo de los hijos. Asimismo, es importante reforzar en los adolescentes la empatía, el respeto a la autoridad, los valores y las habilidades sociales, ya que la mayoría de los participantes reportó conductas antisociales significativas.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Camacho Palomino P, León Nakamura C, Silva I. Funcionamiento familiar según el Modelo Circumplejo de Olson en adolescentes. Revista enfermería Herediana [Internet]. 2009;2(2):80-85 [consultado el 20 de Febrero de 2020]. Disponible en: https://faenf.cayetano.edu.pe/images/pdf/Revistas/2009/febrero/Olson.pdf
  2. Quiroz del Valle N, Villatoro J, Juárez F, et. al. La familia y el maltrato como factores de riesgo de conducta antisocial. Salud mental [Internet]. 2007;30(4):47-54. Disponible en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0185-33252007000400047&lang=pt
  3. Herrera Paredes D, Morales Córdova H. Comportamiento antisocial durante la adolescencia: teoría, investigación y programas de prevención. Revista de Psicología de la PUCP [Internet]. 2005;23(2). Disponible en: http://revistas.pucp.edu.pe/index.php/psicologia/article/download/2317/2266/0
  4. Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas - DEVIDA. I Encuesta nacional sobre el consumo de drogas en adolescentes infractores del poder judicial [Internet]. Codajic.org.; 2013 [consultado el 6 de marzo de 2020]. Disponible en: http://www.codajic.org/sites/www.codajic.org/files/I_ENCUESTA_NACIONAL_CONSUMO_DE_DROGAS_INFRACTORES.pdf
  5. Consejo Nacional de Política Criminal. ¿Cómo son los adolescentes infractores en el Perú? [Internet]. Lima, Perú; 2016 [consultado el 19 de Febrero de 2020]. Disponible en: https://www.lpderecho.pe/wp-content/uploads/2016/11/MINJUS-C%C3%B3mo-son-los-adolescentes-infractores-en-el-Per%C3%BA.pdf
  6. Rivera R, Cahuana M. Influencia de la familia sobre las conductas antisociales en adolescentes de Arequipa-Perú. Actualidades en Psicología [Internet]. 2016;30(120):85-97. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5578251
  7. García L, Lozano Ll. Funcionamiento familiar e ideación suicida en los estudiantes del nivel secundario de la Institución Educativa José María Arguedas del Distrito de Cacatachi, 2017. [Tesis de licenciatura]. Tarapoto: Universidad Peruana Unión, Facultad de Ciencias de la Salud; 2018.
  8. Lima-Rodríguez JS, Lima-Serrano M, Ponce-González JM, et al. Diseño y validación de contenido de rúbricas para evaluar las competencias prácticas en estudiantes de Enfermería. Revista Cubana de Educación Médica Superior [Internet]. 2015;29(1):119-133. Disponible en: https://www.medigraphic.com/cgi-bin/new/resumen.cgi?IDARTICULO=59394

 
Disponible en:
casus.ucss.edu.pe
15
Matienzo M. Aporte del funcionamiento familiar en las conductas antisociales en estudiantes
Artículos originales
 

  1. Andújar Martínez M. Conductas antisociales en la adolescencia [Internet]. Repositorio.ual.es.; 2012 [consultado el 18 de Febrero de 2020]. Disponible en: http://repositorio.ual.es/bitstream/handle/10835/1174/Andujar_Martinez_Maria_Belen.pdf?sequence=1&isAllowed=y
  2. Bravo Vargas D. Funcionalidad familiar y conducta antisocial-delictiva en adolescentes de un colegio nacional de Lima [Tesis de pregrado]. Perú: Universidad Nacional Federico Villarreal; 2019.
  3. Gerencia de Centros Juveniles del Poder Judicial. Informe estadístico [Internet]. Lima; 2018. 10–11. Disponible en: https://www.pj.gob.pe/wps/wcm/connect/88423080477e0c1499bd9b1612471008/estad%C3%ADstica+enero+2018.pdf?MOD=AJPERES&CACHEID=88423080477e0c1499bd9b1612471008
  4. Defensoría del Pueblo. Sistema Penal Juvenil en el Perú [Internet]. Lima Perú; 2012 [consultado el 20 de diciembre de 2019]. Disponible en: http://www2.congreso.gob.pe/sicr/cendocbib/con2_uibd.nsf/57DFD241FE3DA801052577850079854F/$FILE/Informe_Defensorial_51._El_sistema_penal_juvenil[1].pdf
  5. Calle Peña K, Vásquez Pérez C. Funcionamiento familiar y conductas antisociales delictivas en adolescentes de una institución educativa de Chiclayo, 2017 [Tesis de pregrado]. Perú: Universidad Señor de Sipán; 2017.
  6. García-Méndez M, Rivera-Aragón S, Reyes-Lagunes I, Díaz-Loving, R. Construcción de una escala de funcionamiento familiar. Revista Iberoamericana de Diagnóstico y Evaluación - e Avaliação Psicológica [Internet]. 2006;2(22):91-110. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=459645449006
  7. Gómez Arroba O. Las familias disfuncionales y su influencia en el consumo de alcohol de los estudiantes del colegio Reinaldo Miño Altamirano de la parroquia santa rosa, Cantón Ambato en el periodo agosto 2012 – enero 2013 [Tesis de pregrado]. Ecuador: Universidad Técnica de Ambato; 2013.
  8. Montoya Acosta S. Funcionamiento familiar prevalente en estudiantes de nivel secundaria de una institución educativa, Chimbote, 2018 [Tesis de licenciatura]. Chimbote: Universidad Católica Los Ángeles Chimbote; 2019.
  9. De la Peña Fernández M, Graña Gómez J. Agresión y conducta antisocial en la adolescencia: una integración conceptual. Psicopatología Clínica Legal y Forense [Internet]. 2006;6(1-3):9-24. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2386295
  10. Ponce C. Conductas antisociales-delictivas y satisfacción familiar en grupos de estudiantes de quinto de secundaria de lima metropolitana pertenecientes a diferentes estratos socioeconómicos. Revista de investigación en psicología [Internet]. 2003;6(1):104-125. Disponible en: https://revistasinvestigacion.unmsm.edu.pe/index.php/psico/article/download/5094/5382/0
  11. Garaigordobil M, Maganto C. Conducta antisocial en adolescentes y jóvenes: prevalencia en el País Vasco y diferencias en función de variables socio-demográficas. Acción Psicológica [Internet]. 2016;13(2):57-68. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1578-908X2016000200057
  12. Frías-Armenta M, López-Escobar A, Díaz-Méndez S. Predictores de la conducta antisocial juvenil: un modelo ecológico. Estudos de Psicologia [Internet]. 2003;8(1):15-24. Disponible en: https://www.scielo.br/pdf/epsic/v8n1/17231.pdf

 
Disponible en:
casus.ucss.edu.pe
16
Matienzo M. Aporte del funcionamiento familiar en las conductas antisociales en estudiantes
Artículos originales
 

  1. Jiménez Figueroa A, Moyano Díaz, E. Factores laborales de equilibrio entre trabajo y familia: medios para mejorar la calidad de vida. Universum [Internet]. 2008; 23(1):116-133. Disponible en: https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-23762008000100007
  2. Ortega M. Satisfacción laboral y la relación trabajo-familia. [Tesis de postgrado]. Ecuador: Universidad Casa Grande; 2015.
  3. Antolín Suárez L. La conducta antisocial en la adolescencia una aproximación ecológica [Tesis doctoral]. España: Universidad de Sevilla; 2011 [citado el 25 de Febrero de 2020]. Disponible en: https://idus.us.es/handle/11441/15485
  4. Martínez A. Factores de riesgo de la conducta antisocial en menores en situación de exclusión social. [Tesis de postgrado]. España: Universidad Complutense de Madrid; 2016.
  5. Aguilar-Cárceles M. La influencia del contexto familiar en el desarrollo de conductas violentas durante la adolescencia: factores de riesgo y de protección Revista Criminalidad [Internet]. 2012;54(2):27-46. Disponible en: http://www.scielo.org.co/pdf/crim/v54n2/v54n2a03.pdf
  6. Delgado W. Funcionamiento familiar y conducta antisocial en adolescentes atendidos por la unidad de investigación tutelar de lima centro y sur [Tesis de postgrado]. Lima: Universidad Nacional Federico Villarreal; 2018.
  7. Reyna Gutiérrez O. Funcionamiento familiar y conductas antisociales en adolescentes de las instituciones educativas de Moche [Tesis de licenciatura]. Trujillo: Universidad César Vallejo; 2018.
  8. Sánchez Escobedo P, Valdés Cuervo A. Una aproximación a la relación entre el rendimiento académico y la dinámica y estructura familiar en estudiantes de primaria. Revista Intercontinental de Psicología y Educación [Internet]. 2011;13(2):177–196. Disponible en: https://www.academia.edu/25065804/Una_aproximaci%C3%B3n_a_la_relaci%C3%B3n_entre_el_rendimiento_acad%C3%A9mico_y_la_din%C3%A1mica_y_estructura_familiar_en_estudiantes_de_primaria
  9. Sigüenza, W. Funcionamiento familiar según el modelo circumplejo de Olson. [Tesis de postgrado]. Ecuador: Universidad de Cuenca; 2015.

 
Disponible en:
casus.ucss.edu.pe
17